Nacionalismo, religión, cultura de la guerra (EEUU) y terrorismo: 666

Hoy me he dado cuenta que dentro de tres días, el 6 de junio del 2006, coincidirán tres números en nuestro calendario, aunque sobran 2000 ¿no?, que para los de religión cristiana o satánica – ¿esto último es una religión? – tiene un significado especial. He rebuscado un poco por la www por si había algún comando de suicidio colectivo, pero no, no he encontrado ninguna absurda histeria cultural, parece que en general hemos superado la lacra de las profecías del fin del mundo. Lo que si he podido leer es el mensaje de Fátima que hasta ahora no lo conocía y me quedo con esto :

Los buenos y los que propaguen la profecía de la Virgen de Fátima, NO DEBEN TEMER, pero los demás sufrirán las consecuencias de hacer caso omiso de esta advertencia, el terremoto causara la destrucción de gran parte de la tierra, algunas partes se separaran y causará gran desastre!

En mayúsculas queda subrayado que los que extiendan la semilla del negocio mensaje de Fátima, no deberán tener miedo. Y miedo es el argumento que utilizan las religiones para controlar las mentes del pueblo poco cultivado. Matar para llevar el mensaje de Dios y combatir contra los que amenacen la verdad, un mensaje de poder y dominio, un mensaje que transporta su cultura única. Este fue el motivo por el que los católicos exterminaron a los pueblos cátaros en el pasado y el motivo por el que algunos musulmanes alimentan la jihad y el odio contra los infieles en el presente.
Dice Peter Atkins

“la religión discute los temas difíciles con guerras, terror y coerción y construye una red de ideas en conflicto que esconden la ignorancia bajo un manto de palabras grandilocuentes y vacías.”

La definición es para mí 100% acertada, pero este afamado físico, también dice que la religión es una corrupción de la inteligencia, aunque yo no estoy en absoluto deacuerdo. La religión es parte de la naturaleza humana y es un indicativo de la curiosidad del hombre por aprender y conocer como funciona la realidad que percibe.

Recientemente he leído bastante sobre la naturaleza humana, concretamente “La Naturaleza Humana” de Jesús Mosterín un filósofo catalán que discute las cuestiones más intrincadas como el terrorismo, el nacionalismo, la eutanasia o la religión en un brillante, claro y neutral discurso científico-filosófico. Cuando lees sus imnumerables artículos y libros, caes en la cuenta de que el mundo puede ser contemplado desde puntos de vista muy diferentes a los acostrumbrados. Su ideas te sumergen en una excitante atracción por el conocimiento que descubre con asombrosa simplicidad, como si se destaponasen los oídos en el cambio de presión por la altura, problemas tan difíciles de imaginar como la evolución de las especies, por qué los terroristas actúan como lo hacen o lo sencillo que resulta “lavar el cerebro” a un grupo de personas, sociedades o naciones enteras. Y esto último que digo, esta parte de la naturaleza humana, la de dominar y ejercer poder sobre los demás es la que yo calificaría de 666, lejos de un sentido religioso o supersticioso; la única forma de luchar contra esto es mediante el acceso a la cultura, al conocimiento libre que desde aquí siempre reivindico, a la libertad que nos ofrece el conocimiento, al individualismo de ideas que nos libera de los ideales colectivos de las guerras, las pasiones por las banderas y dioses, o del racismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola